Skip to main content

10 claves para encontrar trabajo ¡en plena pandemia!

A pesar del apretado panorama económico, organizaciones de distintas industrias y tamaños están en la búsqueda de profesionales. Aquí te explicamos cómo puedes destacarte más allá de tu CV.

Vivíamos en “piloto automático”. Pero en el último año y medio más de uno se hizo esta pregunta: ¿tiene sentido mi trabajo?. La pandemia y la “paralización” generalizada que ocasionó les permitió a muchos profesionales hacer un alto para replantearse sus elecciones profesionales, sus dinámicas laborales e incluso la manera en que éstas convivían con sus vidas familiares. 

¡Es más! Un estudio realizado en 2020 por KPMG en el Reino Unido reveló que, a raíz del COVID-19, 44% de los trabajadores de servicios financieros comenzaron a considerar un cambio de carrera. ¿Es este tu caso?

Si quieres darle un giro a tu rumbo profesional, si estás en la búsqueda de una nueva oportunidad laboral para escalar a un siguiente nivel dentro de tu área o si estás desempleado, esta nota es para ti. Aquí te presentamos 10 recomendaciones para que puedas aprovechar todas las herramientas que has adquirido a lo largo de los años y encontrar el trabajo de tus sueños. Sí, ¡aun en plena pandemia!

Encuentra los candidatos adecuados y haz reclutamientos inteligentes con la Gestión de Reclutamiento VISMA. ¡Llena el formulario y con gusto te asesoramos!

Más allá del CV

Enviar currículos a cuanta vacante vemos abierta, en realidad, no funciona. Los expertos coinciden en que hacer búsquedas más específicas, nos ayudará a postularnos con mayor eficiencia. Para lograrlo, sugieren seguir estos pasos:

1. Define lo que quieres. Kara Dennison, coach ejecutiva y CEO de Optimized Career Solutions, aconseja hacerse estas dos preguntas cuando no se está seguro de cuál debería ser nuestro próximo paso profesional: ¿qué me encanta hacer?, ¿en qué tengo habilidades excepcionales? La intersección entre ambas ayudará a eliminar opciones que en realidad no nos apasionan o para las cuales no estamos muy capacitados. Sugiere un ejercicio adicional: escribir lo que no te gustó de tus trabajos anteriores; por ejemplo, la falta de oportunidades de crecimiento, el estilo de liderazgo, la poca flexibilidad, la cultura organizacional (anticuada, poco inclusiva, etcétera). Y anota, además, qué es lo que no vas a extrañar de tu último trabajo. Esta reflexión te permitirá definir tu objetivo profesional, pensar a qué tipo de puesto aspiras y en qué tipo de empresas.

2. Enriquece tu CV. Además de actualizarlo con tu más reciente experiencia laboral, incluye las habilidades que sumaste durante este último año tan inusual. Aquí, algunos ejemplos: manejo de crisis, manejo de personal en equipos remotos y geográficamente dispersos, dirección de eventos por Zoom con gran cantidad de panelistas y participantes, experiencia en programas de bienestar del empleado, capacitaciones e iniciativas sobre diversidad e inclusión. Menciona los cursos online que hiciste y sus respectivas certificaciones, algún emprendimiento que creaste durante la pandemia e incluso pasatiempos y actividades de voluntariado que den cuenta de tus fortalezas. Aunque estas cualidades puedan parecerte poco relevantes, mencionarlas podría destacar tu postulación del resto. En un contexto de incertidumbre como el actual, las empresas quieren sumar a sus equipos profesionales confiables, flexibles y capacitados.

3. Haz una selección de empresas. En La Información, el periodista Pavel Ramírez sugiere “buscar empleo al revés”, es decir, crear “una lista de empresas para las que te gustaría trabajar, en vez de buscar nuevas oportunidades según el nombre del puesto. “Piensa en qué empresas son conocidas por ser buenos lugares para crecer”, señala. Elena Ibáñez, CEO de Singularity Experts, indica que las áreas que hoy en día ofrecen una gran demanda de profesionales son: salud, desde medicina preventiva, citas y terapias a través de videoconferencias, hasta el desarrollo de fármacos y vacunas; educación, cursos online y personalizados; entregas a domicilio, con tecnología y rastreo de productos incluidos; ciberseguridad, expertos en 5G y desarrolladores de software.

4. Súmate a los portales de empleo. Una vez actualizado, manda tu currículo a las empresas que seleccionaste, aun cuando no haya vacantes en ese momento. Además, carga tu CV en las páginas de búsqueda laboral y bolsas de trabajo de tu país. Algunas de ellas son: 

  • CompuTrabajo: presente en toda América Latina.
  • Bumeran, Empléate, OpciónEmpleo, Jooble: en varios países latinoamericanos.
  • ZonaJobs, Empleos Clarín, el Servicio de Empleo de Amia, la Asociación Civil Diagonal: si estás en Argentina.
  • Indeed: presente en más de 50 países, dentro y fuera de Latinoamérica.
  • Las internacionales Randstad, Adecco y Manpower. 

¡Y haz envíos a medida! Carga en estos sitios una versión estándar de tu CV, pero, al postularte a vacantes concretas, adáptalo según lo que convenga mejor destacar. “Muchos se desaniman porque mandaron mil CV y no los llamaron. Pero a veces el problema es que envían a donde no deben, y lo mismo a todos lados”, indica en una nota de Clarín la coordinadora de Diversidad e Inclusión Laboral del Servicio de Empleo AMIA, Ileana Frauman.

💡 CareerBuilder indica que 70% de los empleadores revisa los perfiles de redes sociales de los candidatos para un cargo. De ellos, 37% encuentra datos que confirman la información que sumistraron los aspirantes en sus postulaciones.

5. Refresca tu presencia digital. Si ya subiste tu CV a Linkedin, recuerda actualizar la información clave (experiencia, cursos, voluntariado, notas escritas) y también la foto de tu perfil. Además, procura escribir artículos cortos en esta red, compartir contenido relacionado con el cargo que deseas ocupar (investigaciones, posteos informativos de otros profesionales), interactuar con frecuencia con las publicaciones de tus colegas y completar la sección “acerca de” con una descripción breve de quién eres y cuál es tu objetivo profesional. Ten presente que en LinkedIn están los reclutadores, otros profesionales de tu área con los que podrías establecer conexión y también tus contactos (colegas, excompañeros de trabajo, de la escuela o la universidad y exjefes). Como indica William Arruda, fundador de CareerBlast y autor de Digital You: “Tu marca personal se trasladó al mundo digital. Gestiónala de tal manera que puedes impresionar a aquellos que están tomando decisiones con respecto a ti”.

6. Apóyate en tus contactos, ¡y amplía tu red! “Mientras más rápidamente compartas con tu red de contactos que estás en la búsqueda de trabajo, más rápidamente podrán ayudarte”, indica Sheila Goldgrab, fundadora de la empresa Goldgrab Leadership Coaching. Si bien esto suena lógico, asegura que es muy común que a la gente le cueste recurrir a sus conocidos en busca de apoyo. “No hay que sentir vergüenza por tomar la iniciativa (…). Muchos de nosotros hemos experimentado transiciones laborales y estamos ansiosos de ayudar”. De hecho, un estudio de la Universidad Estatal de Washington encontró que 85% de las vacantes se llenan gracias a las conexiones profesionales.

7. ¡Supera la revisión de los robots! Como muchos empleadores filtran currículos a través de la búsqueda de ciertas palabras clave en ellos —lo que se conoce como “sistema de seguimiento de candidatos” o applicant tracking systems, en inglés— tu CV debe incluir los términos que sean pertinentes para la vacante a la cual te estás postulando, advierte Jane Horowitz, fundadora del servicio de asesoría profesional More Than a Resume. Una manera de lograrlo es agregándole a tu CV palabras clave extraídas directamente de la descripción del puesto al que aspiras. Otra consiste en incorporar términos propios de esta época: “equipos virtuales”,  “trabajo remoto”, “manejo de crisis”, “contratación online”, “onboarding online”, “manejo de riesgos”, sugiere Alyssa Gelbard, CEO de la consultora Point Road Group.

8. ¡Ponte al frente! Goldgrab da un consejo clave para esta “nueva normalidad”: ¡tómate un respiro del Internet! En lugar de pasar todo el día enviando currículos, procura establecer conexiones de diferentes maneras. “Es la construcción de relaciones la que hará la mayor diferencia para conseguir un trabajo”, dice. Y además, sugiere tomar las riendas de nuestra carrera profesional al pasar de solo participar en webinars y capaciones online, a ofrecernos para moderar o incluso dirigir nuestro propio taller: “Considera la posibilidad de juntar a tus colegas y ser el anfitrión de un panel para así ganar exposición y mostrar lo que sabes. El objetivo es ser más visible, ser visto como un experto. Ponte al frente”.

9. Capacítate continuamente. Súmate a los cursos, charlas y especializaciones que creas conveniente para mantener tu CV vigente, pero también para sentirte activo, aprender nuevas habilidades o redireccionar tu carrera profesional hacia un área diferente a aquella en la que solías desempeñarte. En la entrevista, puedes hacer referencia a estas capacitaciones para resaltar, por ejemplo, que aprovechaste para actualizar tus conocimientos mientras estuviste desempleado. 

En una nota de Clarín, Ana Carolina Corbelle, directora ejecutiva de la Asociación Civil Diagonal, especializada en la reinserción laboral después de los 45 años, destaca la importancia de tomar cursos de: habilidades tecnológicas y digitales (uso de la PVC y el celular), marketing digital y redes sociales (para promocionarse mejor si eres emprendedor), idiomas (para perfeccionar el dominio del inglés o aprender una nueva lengua) y habilidades socioemocionales (para relacionarse con otros con mayor facilidad). 

💡 En Argentina, Diagonal ofrece talleres online gratuitos de reinserción laboral a quienes hayan terminado el secundario, y el Servicio de Empleo AMIA dicta cursos sin costo sobre informática (manejo de Excel, Word, Power Point), gestoría inmobiliaria, resolución de conflictos, armado del CV, entre otros.

10. Prepárate para la entrevista virtual. Antes del día acordado, ¡practica! Elige un buen lugar de tu casa para hacer la entrevista (que esté bien iluminado y tenga todo en orden), revisa el encuadre de tu cámara (qué se ve y qué no, qué tan distante de la computadora deberías sentarte para lucir bien), chequea el audio, investiga sobre la empresa y el cargo para el cual te postulaste y selecciona la ropa que vas a usar (incluidos los pantalones o la falda por las dudas que tengas que levantarte en plena entrevista). Asimismo, practica tu respuesta ante diferentes preguntas. “Busca experiencias que te permitan presentarte de la mejor manera posible y encuentra cómo insertar esas experiencia en medio de las preguntas difíciles”, aconseja Arruda. ¡Y acentúa los gestos! Vicki Salemi, experta en carreras en Monster, recomienda asentir y sonreír un poco más de cómo lo harías en persona para que quede más claro en el entorno virtual.

¡Y por último! Después de la entrevista, envíale un correo electrónico de agradecimiento a tu entrevistador. La AARP, organización estadounidense dedicada a la reinserción laboral de personas retiradas, asegura que ¡te ayudará a sumar puntos y resaltará tu interés en la vacante! 

¡Qué tengas mucho éxito en tu nueva aventura profesional!


¿Quieres que tu CV destaque? 
Pon atención a estos tips de la SHRM, Adecco, entre otros expertos.

✅ Extensión. De una página, preferiblemente. Los reclutadores dedican 7,4 segundos a escanear un CV por primera vez (Ladders Inc.)
✅ Orden. De las experiencia más reciente a las más antiguas.
✅ Logros en lugar de tareas. Resalta las soluciones que ofreciste y, en lo posible, cuantifícalas. En lugar de decir “ayudé a los empleados a trabajar de forma remota”, escribe “supervisé a 10 trabajadores remotos durante la pandemia”.
✅ Léelo en busca de errores ortográficos y gramaticales. 55% de los reclutadores asegura que estas fallas generan un desencanto inmediato (Addison Group). 
✅ No uses Times New Roman. Opta por Calibri o Verdana, que lucen más modernas, y elige una sola fuente.
✅ Logra un diseño simple. Para que los reclutadores puedan leer el CV con facilidad. 
✅ Evita jergas. Sé lo más claro posible, sobre todo si quieres empezar en un rubro distinto.
✅ Adjunta archivos que validen tu CV. Notas que hayas escrito, extractos de tu más reciente trabajo audiovisual, etc.
✅ Elige bien tus referencias. Personas que den cuenta de tu buen desempeño laboral. 
✅ Prepara una carta de presentación. Después de la pandemia, estos documentos cobraron mayor importancia (TopResume). Incluye en ella palabras clave extraídas de la vacante. 

Te puede interesar

Fuentes consultadas

Si deseas conocer más sobre las soluciones VISMA, escríbenos a info.latam@visma.com

Más popular

  • Habilidades que desarrollamos en pandemia

    ¿Pensaste que 2020 era un año perdido? Después de tantos meses en modo “supervivencia”, es probable que no hayas notado todas las herramientas que adquiriste o reforzaste aún en medio de la crisis. Descúbrelas aquí.

  • Las habilidades socio-afectivas de un líder

    Es un activo que potencia la eficiencia en manejo de equipos y el logro de objetivos en el ámbito laboral.
    Generar confianza es fundamental para el trabajo colaborativo.
    El líder debe ser ejemplar.

  • Claves del trabajo colaborativo remoto

    La situación mundial ha afectado a muchos aspectos de nuestra vida y el trabajo es uno de ellos. Nos encontramos en mundo interconectado entre equipos que trabajan en lugares y países diferentes.