Skip to main content

Automatización del trabajo: ¿qué es y cómo puede ayudarnos?

La automatización del trabajo es uno de los temas más importantes en las organizaciones. ¡Descubre por qué en este artículo!

La automatización del trabajo es un fenómeno económico y social que ha acompañado al mundo laboral desde la primera revolución industrial. 

Sin embargo, en épocas recientes, a partir del avance exponencial de la robótica, la inteligencia artificial y el aprendizaje de máquinas, ha adquirido el potencial de modificar por completo el mercado laboral como lo conocemos: nuevos empleos, la desaparición de otros, y la necesidad de aprender nuevas habilidades y aptitudes, son algunos de los cambios que ya están ocurriendo en las organizaciones. 

Nos encontramos, sin dudas, en un proceso bisagra, con sus defensores y detractores. 

Pero, contrario a lo que suele pensarse, la automatización del trabajo no refiere exclusivamente al reemplazo de las labores humanas por máquinas y robots autónomos. ¿De qué se trata entonces? Veámoslo.   

¿Qué es la automatización del trabajo?

La automatización del trabajo consiste, en términos sencillos, en el uso de sistemas que permiten llevar adelante tareas repetitivas, replicables o predecibles, sin la intervención humana directa. Ésta puede aplicarse tanto en tareas físicas usando maquinaria o robots, como en procesos basados en datos a partir de software y algoritmos.

“La automatización asume muchas formas. Y si bien históricamente ha requerido de servidores costosos y expertos que los mantuvieran (lo que era prohibitivo en términos de costos para las organizaciones pequeñas), con el desarrollo de plataformas basadas en nubes, estas herramientas se han vuelto accesibles para todos”, explica Fred Townes, director de producto en READY Education, en entrevista con Business News Daily.

Ejemplos de automatización del trabajo

La automatización del trabajo es una realidad cotidiana en muchas organizaciones. De hecho, muchas con visión de futuro, la han adoptado en diferentes partes de sus procesos productivos. Son algunos ejemplos de ella: 

  • Email marketing. A través de diversos programas, muchas compañías envían un mensaje de bienvenida automático tan pronto sus clientes hacen contacto. Incluso hay quienes comparten una segunda comunicación de seguimiento, aunque tan solo con aquellas personas que han leído la inicial.  
  • Automatización de los recursos humanos. A los programas de automatización de las nóminas de sueldo, reembolsos de gastos, y firma y delivery de documentos digitales, se han sumado con el tiempo, aquellos específicamente orientados a la atracción, reclutamiento y gestión de talentos. Así, por ejemplo, ya existen sistemas capaces no solo de identificar candidatos y programar entrevistas, sino también otros específicos para su desarrollo y fidelización. 
  • Manejo de inventarios. Muchas organizaciones cuentan con herramientas que contribuyen a proyectar la demanda, rastrear inventarios y anticipan obstáculos en la distribución.
  • Servicio al cliente. Los bots conversacionales (chatbots) han permitido automatizar interacciones de servicio al cliente, agilizando los tiempos de respuesta.
  • Data entry. Mediante procesos de automatización, las organizaciones pueden mantener sus bases de datos al día, sin tener que hacer entradas manuales. 

¿Cómo afecta la automatización al mercado laboral? 

Suele pensarse que a raíz de la automatización del trabajo se perderán millones de puestos. Sin embargo, tan solo 5% de los empleos son completamente automatizables, como refiere un reporte del Instituto Global McKinsey

Entre las actividades con el mayor potencial de ser automatizadas, sobresalen:

  • Actividades físicas predecibles (81%) 
  • Procesamiento de datos (69%)
  • Recolección de datos (64%)

Para el resto de las ocupaciones, advierte el relevamiento, tan solo un 60% tiene al menos un 30% de tareas técnicamente automatizables.  

A este respecto, el Foro Económico Mundial advierte que el impacto real dependerá de cómo se gestione la transición: “Tiene el potencial de crear más oportunidades económicas, promover un modelo de fabricación regionalizado y proporcionar trayectorias profesionales gratificantes para una fuerza laboral más diversa”, asegura en un comunicado. 

Además, la organización anticipa que, en todas las industrias, la adopción masiva de la automatización del trabajo hará que la producción sea más ágil, rentable y de mayor rendimiento.

En este sentido, incluso la contracara negativa de la automatización del trabajo, es decir, la pérdida de empleos, podría compensarse con las nuevas tareas que ésta tiene el potencial de crear, según un estudio conjunto del MIT y la Universidad de Boston. Coincide en este punto el Foro Económico Mundial, que predice que, para el 2025, las tecnologías digitales crearán al menos 12 millones de empleos más de los que eliminarán, en tanto que se precisarán talentos con habilidades para programarlas, mantenerlas y repararlas.

¿Qué factores inciden en el ritmo y la extensión de la automatización? A la hora de responder este interrogante, el Instituto Global McKinsey identifica 5 aspectos:

  • Viabilidad técnica. La tecnología debe ser inventada, integrada y adaptada en soluciones para casos específicos.
  • Costo de desarrollar y desplegar soluciones. Costos de hardware y software.
  • Dinámicas del mercado laboral. La oferta, demanda y los costos del trabajo humano afectan qué actividades serán automatizadas.
  • Beneficios económicos. Incluye mayores rendimientos y aumentos de calidad, junto con el ahorro de los costos laborales.
  • Regulaciones y aceptación social. Incluso si la automatización tiene sentido para los negocios, su adopción puede tomar tiempo. 

La automatización del trabajo en Latinoamérica y el Caribe

“Los países en vías de desarrollo tienen una tasa de adopción de la tecnología más lenta que las economías más avanzadas”, indica un reporte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Sus cifras son claras a este respecto: tan solo el 0,6% de los robots producidos en el mundo terminan en Latinoamérica y el Caribe. 

Así, por ejemplo, mientras que en los Estados Unidos hay 131 robots por cada mil trabajadores, países como Chile y Colombia solo cuentan con 10 y 3, respectivamente. 

¿A qué se debe esta disparidad? Una de las principales razones reside en el costo de la mano de obra que, cuánto más barata es en relación al valor de fabricación de las máquinas, menos incentivos se encuentran para automatizar las tareas. 

Por ejemplo, si bien ya existe un “robot obrero” capaz de colocar mil ladrillos por hora, una empresa debería invertir casi medio millón de dólares para poder adquirirlo. Pero, por ese mismo monto, podría pagar el sueldo de 10 albañiles durante una década, en un país como México, ilustra el BID.

Esto, no obstante, no significa que los efectos de la automatización no tengan el potencial de impactar en Latinoamérica y el Caribe. En un mundo altamente interconectado, los cambios que están ocurriendo en los países desarrollados tienen efectos que repercuten en otras regiones. De igual modo, es indudable que la intensificación del uso de la tecnología a raíz de la pandemia del COVID-19 ha acelerado los procesos de transformación del trabajo también en esta parte del continente. 

¿Cuáles son los tipos de automatización que existen?

Aunque suele hablarse de la automatización del trabajo en singular, esta es una expresión que engloba y homogeneiza los matices que estos procesos pueden adoptar en la realidad, donde es posible diferenciar al menos cuatro tipos:

  • Automatización básica: Se digitalizan tareas simples y rutinarias. 
  • Automatización de procesos: Gestiona procesos comerciales para lograr uniformidad y transparencia, a la vez que se aumenta la productividad y la eficiencia. 
  • Automatización de la integración: Tiene lugar cuando las máquinas son programadas para emular y repetir acciones humanas. 
  • Automatización de la inteligencia artificial: Es el nivel más complejo, en tanto que las máquinas pueden “aprender” y tomar decisiones a partir de situaciones previas con las que se han encontrado y que han procesado. 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la automatización? 

Como puede observarse hasta aquí, la automatización del trabajo supone un escenario complejo. En consecuencia, se desprenden de ésta una pluralidad de ventajas y desventajas: 

Ventajas de la automatización del trabajo

  • Mayor compromiso de los empleados: Poca gente encuentra placenteras tareas repetitivas como el ingreso de datos o enviar emails de seguimiento. Por eso, al automatizarlas, los colaboradores disponen de tiempo que pueden destinar a ocupaciones innovadoras y valiosas, que les ofrecen satisfacción.
  • Constancia en el cumplimiento de plazos: Cuando los procesos son programados para funcionar a intervalos regulares, se evitan imprevistos y demoras propias de lo humano, como ausencias por enfermedad o sobrecarga de trabajo.
  • Menor cantidad de errores costosos: Las máquinas no se distraen o confunden como las personas, por lo que el potencial de error se reduce. 
  • Crecimiento: La automatización permite a las organizaciones llegar a más clientes sin tener que hacer nuevas contrataciones de personal; lo que en la práctica se traduce en la posibilidad de escalar su negocio a un menor costo operativo. 

Desventajas de la automatización del trabajo

  • Costos de implementación: Aunque a la larga puede traducirse en ganancias, la automatización del trabajo implica una inversión tanto inicial, por ejemplo en licencias de software o en maquinaria, como continua en entrenamiento del personal y en soporte técnico.
  • Cambios en los roles: Debido a que la automatización de los procesos requiere menos supervisión, con su implementación se irán reduciendo las posiciones gerenciales. Así, mientras que el impacto sería positivo para los trabajadores en los extremos de las habilidades, los mandos medios podrían verse negativamente afectados.
  • Necesidad de Reskilling y perfeccionamiento: En relación a lo anterior, a medida que la automatización del trabajo avance, el Upskilling y el Reskilling serán ineludibles para el personal que quiera mantenerse vigente.   
  • Pérdida de flexibilidad: La humanidad y la empatía humana difícilmente puedan ser emulados por una máquina, lo que podría por momentos resultar frustrante para los usuarios y consumidores de servicios. De igual modo, los enfoques personales y creativos en los procesos solo pueden alcanzarse mediante la intervención de personas.

¿Cómo comenzar la automatización de las tareas en su organización?

La automatización del trabajo llegó para quedarse. Por eso, cuando las organizaciones no la implementan en sus procesos, se quedan atrás. Por fortuna, hay mucho que pueden hacer a la hora de adentrarse en esta nueva etapa de su desarrollo: 

  1. Identificar oportunidades: ¿Qué procesos pueden automatizarse en la organización? Lo ideal es enfocarse en aquellos que ofrecerían los mayores beneficios, como tareas muy complejas o que requieren mucho recurso humano. 
  1. Evaluar el proceso elegido: ¿Existen problemas en el flujo de trabajo actual? Previo a la automatización del trabajo, es recomendable solucionar estos eslabones flojos. Además, es importante analizar los riesgos del cambio y cómo se les haría frente, en caso de ocurrir. 
  1. Desarrollar un plan: ¿Qué pasos se seguirán para implementar la automatización del trabajo? Lo ideal es prever distintos escenarios posibles, para evitar fallas y errores en la transición. Para eso es fundamental que talentos clave en diferentes departamentos y divisiones, brinden sus conocimientos y perspectivas. 
  1. Implementar una versión piloto: De esta manera se puede evaluar cómo funciona la automatización del trabajo, identificándose áreas de mejora. 

Gracias a su tecnología, VISMA contribuye a que las organizaciones automaticen sus procesos de recursos humanos y sean más eficientes. ¡Anímate a dar el siguiente paso! Escríbenos a info.latam@visma.com o contáctanos aquí para asesorarte

FUENTES CONSULTADAS:

● 7T. What are the 7 steps of automation? Process & tips to get started

● AMERICAN ECONOMIC ASSOCIATION. Automation and new tasks: How technology displaces and reinstates labor

● BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO (BID). El futuro del trabajo en Latinoamérica y el Caribe

● BUSINESS NEWS DAILY. Workplace automation is everywhere, and it’s not just about robots 

● EMERITUS. The pros and cons of automation in the workplace

● FORBES. Automation and the future of work. How engineered systems are improving the workplace

● HARVARD BUSINESS REVIEW. The 3 ways work can be automated

● IBM. What is automation?

● MCKINSEY GLOBAL INSTITUTE. A future that works: automation, employment and productivity

● THINK AUTOMATION. How to start your business process automation journey. 

● WORLD ECONOMIC FORUM. Here is how automation and job creation can go hand in hand

● WORLD ECONOMIC FORUM. Automation will change the world of work – but probably for the better 

Más popular

  • 10 preguntas clave para entrevistar a tus mejores candidatos

    Escapa de la clásica “cuéntame un poco sobre ti” y pon en práctica las recomendaciones de los expertos para conocer mejor a tus candidatos: quiénes son, cómo piensan y cómo sería trabajar con ellos De la misma manera como un aspirante quiere destacarse en una entrevista de trabajo para obtener esa ansiada vacante, los reclutadores […]

  • Las habilidades socio-afectivas de un líder

    Es un activo que potencia la eficiencia en manejo de equipos y el logro de objetivos en el ámbito laboral.
    Generar confianza es fundamental para el trabajo colaborativo.
    El líder debe ser ejemplar.