Tips para una correcta postulación audiovisual

La tecnología es parte de nuestra vida cotidiana, tanto en el ámbito personal como en el laboral.

En la actualidad, para postularse para un cargo se está comenzando a utilizar el envío de videos en lugar (o, además) de los tradicionales CVs escritos.  Dado que las postulaciones son generalmente en formato digital, los nuevos dispositivos (especialmente los Smart phones) facilitan la producción y el envío de videos de presentación del candidato.

Van algunos tips para tener en cuenta en la elaboración de una correcta e impactante postulación audiovisual:

  1. Confianza y preparación. 

Tener -y demostrar- confianza en sí mismo, esto se logra con una correcta preparación.  Ante todo, elaborar un guion con lo que se quiere contar.  Debe ser breve, preciso y claro en la información que se dará al seleccionador.

  1. Actitud positiva.

Contar con una buena preparación hace que uno se sienta más seguro.  La seguridad favorece la actitud positiva.  Recordar sonreír a nuestro interlocutor; es una buena forma de establecer empatía con el otro.

  1. Habilitar el lenguaje corporal.

Al momento de “contar nuestra historia”, además del habla, utilizar el lenguaje corporal con naturalidad y espontaneidad.  No tener miedo de mover las manos o hacer gestos con la mirada.  Eso sí, evitar moverse en la escena, para no “marear” al interlocutor.

  1. Autenticidad: ser uno mismo.

Que el estar frente a una cámara no nos ponga tímidos. Pensar que estamos entablando una conversación con el otro, alguien que está del otro lado a quien le interesa lo que estamos contando.

  1. Correcto uso de la cámara.

Es fundamental que la edición del video sea clara y no haya distracciones, por eso es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

        1. Utilizar la cámara trasera y en posición horizontal (landscape), lo que hará que el video parezca más profesional.
        2. Elegir la distancia adecuada y el ángulo en el que nos sintamos más cómodos para hablar a la cámara.
        3. Cuidar el encuadre de modo de nosotros aparecer como protagonistas en el medio de la escena.
        4. Que la cámara quede en posición fija, o bien porque alguien graba o porque la colocamos en un trípode o sobre una mesa para asegurar que no “temblará” la imagen que vea nuestro interlocutor.
        5. Cuidar el fondo de la escena, que no haya ningún elemento que distraiga de lo que estamos contando.  Se sugieren fondos despejados (sin cuadros ni ventanas ni elementos que puedan competir en la escena con el postulante) y neutros (que no se sepa si se está grabando en un living, una cocina, un cuarto, un comedor).
        6. Buena iluminación.  Grabar el video cerca de una ventana que aporte luz natural o aplicar luz artificial para que se vea bien al postulante.
        7. Cuidar el sonido.  Hablar alto y claro.  Que no haya sonidos que provoquen “ruido” en el video (ruidos de la calle, música de fondo, una TV encendida, etc.)
        8. Setear la cámara (o el Smart phone) en la más alta calidad, correctamente según lo que se necesite.
  1. Chequear el producto final. 

Una vez terminada la grabación, chequear si salió todo bien, si no, repetir todo el procedimiento.  El video que mandemos para la postulación debe ser impecable.